BAÑOS ÁRABES HAMMAM AL ÁNDALUS

banos

Entra en Hammam Al Ándalus y sumérgete en la historia…

Hammam Al Ándalus recupera la esencia de una civilización meticulosamente construída en torno al agua, elemento clave en la vida y la espiritualidad de nuestros antepasados. Entonces lugar de reunión, hoy el Hammam es un paréntesis en medio de lo cotidiano, un espacio para evadirse, para dejarse envolver por la belleza de la cultura andalusí, por los aromas y los sabores de la naturaleza; un espacio para renovar cuerpo y mente.

 

Sobre una suave música de la época, una atmósfera cálida y tenue envuelve el recorrido por Hammam Al Ándalus, salpicado de contrastes térmicos: relajación absoluta en la sala caliente y estimulación en la fría. La sala templada es siempre la más grande, pues, recuperando costumbres de entonces, recrea el enclave del Hammam donde las conversaciones sobre política, negocios o religión se alargaban durante horas. En la sala de vapor la piel termina de prepararse para el masaje, realizado con aceites aromáticos de rosa, lavanda, ámbar rojo o flor de granado.

En 1998, con la apertura de Hammam Al-Andalus Granada se inauguró el primer baño árabe en España, cinco siglos después de su cierre por los Reyes Católicos. Este edificio del siglo XIII está situado a los pies de la Alhambra y detrás de la Iglesia de Santa Ana, antigua mezquita. Tanto por su ubicación como por las pozas de agua halladas durante las excavaciones arqueológicas, se concluye que en el mismo lugar se asentó un Hammam original. Los mosaicos con diseños geométricos, las columnas labradas con motivos arabescos, los arcos y las bóvedas interrumpidas por lucernas completan la recreación del antiguo epicentro de la sociedad andalusí.